Sintonía: Canto de este Ramo en Navidad de 2014

Coro de Cantoras de la parroquia

(AlRoCu)

 

 

RAMO DE NAVIDAD

Ferreras de Cepeda 2014

©Herminio Omaña Menéndez

 

 

 Presbiterio con los dos ramos ofrendados en Navidad -2014

(uno de manzanas, otro de cera y adornos)

Presentación y petición de licencia

al señor cura, a la junta vecinal y los vecinos.


1. Pedimos al señor cura

su permiso y bendición

para cantar nuestro ramo

con gozo y con devoción.

2. A la Junta Vecinal

igualmente le pedimos

nos dejen representar

a vecinas y vecinos.


3. A vecinas y vecinos

les pedimos indulgencia

y un poco de comprensión

para nuestras deficiencias.

4. Nada más les pediremos,

no nos llamen pedigüeños,

aunque podríamos pedir

todo lo que no tenemos:


5. A los pájaros sus trinos,

a los vientos sus rumores,

su fulgor a las estrellas

y su color a las flores.

6. Pediríamos un tambor,

castañuelas y trompetas,

violines y panderetas

para alegrar al Señor.


7. Así pues, hemos traído:

cantares en los papeles,

tonadas en el oído

y unos humildes presentes.

8. Y con nuestra voluntad

y con vuestro parabién

cantemos en son de paz

y que todo salga bien.


9. Haremos lo que podamos

para dar la bienvenida

a esta pobre tierra nuestra

al hacedor de la vida.

10. Pondremos lo que tenemos,

y no esperen maravillas,

nuestras almas en la voz

y el corazón de rodillas.




Ofrecimiento de los ramos y ofrendas.


11. Vamos a cantar un ramo,

pero ofreceremos dos,

memoria de antepasados

y acción de gracias a Dios.

12. Uno será de manzanas,

aguinaldo de otros tiempos,

que Jesús, José y María

compartan nuestro sustento.


13. Otro de cera y adornos,

ofrendas de bienvenida,

de acogimiento y amor

a la Sagrada Familia.

14. Añadimos unas velas,

hachas de este vecindario

de preces por los difuntos

y lumbre para el sagrario.


15. El cantar y las ofrendas

lo son en nombre de todos

y rogamos a estos Santos

que sean gratas a sus ojos.

16. Llevan buena voluntad

a la Gloria de los Cielos,

esperamos nos lo paguen

con la paz en nuestro pueblo.


 

 

Canto del Ramo


17. ¡Alegraos, compañeros!

Aquí está lo que buscamos:

un Niño recién nacido

en este pequeño establo.

18. Porque en ventas y posadas

no los admitió el patrón,

nació en rústica cabaña,

nada más que un casirón[1].


19. Tras excusas engañosas

de “establecimiento lleno”,

ha de dormir sobre el heno,

entre las pajas roñosas[2].

20. Por carecer de mantilla[3],

se arropa en pobres pañales

y, a falta de una toquilla[4],

busca el calor de animales.


21. Recostado en un pesebre,

como cuna improvisada,

aunque bien ataviada,

no puede ser muy caliente.

22. Sin otra comodidad

que un comedero o salera[5],

indigna de tal grandeza

no cabe más humildad.


23. A su lado está su madre,

bendita entre las doncellas.

Lo ajoja[6] con gran ternura

a la luz de las estrellas.

24. Mientras el frío estremece

al sufrido Redentor,

ver que con besos lo mece

resulta consolador.


25. Ahí tienen a San José,

meditando este misterio,

asombrado hombre de fe,

decidido a protegerlo.

26. Tendrá que buscar sustento

y también algo de leña

para estancia navideña

en tan pobre alojamiento.


27. ¡Mirad que grande sorpresa,

cuando buscamos un rey,

encontrarlo en tal pobreza

junto a una mula y un buey!

28. Este ser, que es el más grande,

no se puede ver más chico;

ha llegado como un pobre

el que es de todos más rico.


29. Él que creó tierra y mares

y todo el gran universo

nace entre grandes pesares

y carente de derechos.

30. Quien sembró todas las flores

y estrellas del firmamento

hoy necesita favores

y dádivas de alimentos.


31. Siendo Dios de cielo y tierra,

siendo todopoderoso,

hoy comparte la miseria

para hermanarse a nosotros.

32. Es Señor de multitudes,

pero nace en soledad

y elige entre las virtudes

a la buena voluntad.


33. Siendo Rey del mundo entero,

no ejerce de soberano

y ha de partir al destierro

para escapar de un tirano.

34. Un tirano con encono,

Herodes el inclemente.

Para asegurar su trono

sacrificará inocentes.


35. Pero este Niño, juez justo,

sabio y misericordioso,

será ejecutado adulto

con un suplicio afrentoso.

36. No sabemos qué pensar,

no sabemos opinar,

ni tampoco razonar

todo es mirar y admirar.


37. Mirad la Virgen María,

amorosa cual ninguna.

Aunque es humilde y sumisa,

resplandece cual la luna.

38. Aunque sabe la razón

que trae a este Dios al mundo,

hoy lo quiere sonriente,

sin pensar en el futuro.


39. Tiene herido el corazón,

pero no quiere llorar,

quiere al Niño regalar

su alegría y su canción.

40. San José, pobre artesano,

discreto trabajador,

y que es hábil con las manos,

será su gran protector.


41. En medio del crudo invierno,

cuando el sol más bajo va,

ha nacido el Dios del cielo,

el que nos viene a salvar.

42. La verdad viene de arriba,

nos llega envuelta en la luz

de una estrella. En esta vida

el Salvador es Jesús.


43. Él, que es creador de vida,

quiere a los hombres salvar

de la eterna perdición,

que es el pecado mortal.

44. Nosotros éramos pródigos,

lejos del hogar del Padre,

como hermano más pequeño,

acude a nuestro rescate.


45. Perdidos en soledad

y carentes de alegría,

cura nuestra enfermedad

y nos devuelve la vida.

46. Tendremos que arrepentirnos,

pero también enmendarnos

de todo aquel mal que hagamos

a los extraños o amigos.


47. Dios no necesita dones,

ni tampoco nuestra hacienda;

pero sí la puerta abierta

hacia nuestros corazones.

48. Que él nos ayude a entender

lo que acabamos de ver:

que no hay mejor cualidad

que la buena voluntad.

 

Notas aclaratorias:

[1] Casirón – casa ruinosa – restos de una construcción.

[2] Roñosas – sucias por el uso como mullido (cama) del establo.

[3] Mantilla – manto – primer vestido de los recién nacidos, sobre los pañales.

[4] Toquilla –mantón pequeño de forma triangular que usaban las mujeres para taparse ellas y los niños que llevaban en cuello. Lo ataban para dejar las manos libres. También cubrían con él la cuna.

[5] Comedero o salera – comederos o saleras son pequeños recipientes, a modo de pesebre, que se usaban en los apriscos para echar pienso y sal a los corderos en los días de destete.

[6] Ajojar – arrullar – cantar “ajo jo” (“ro ro”) o nanas al mecer al bebé.